Cuestión de Enfoque…

Edición: Abril 2009 Miércoles, 22 Abril 2009 Visto 3992 veces Por:

Quienes han compartido alguna tertulia o reunión, se han asociado en un proyecto o simplemente han sostenido un debate informal conmigo sobre temas de negocios, saben que hay una palabra que de alguna forma u otra siempre surge en mi discurso. Esta palabra es “Enfoque”. Con Enfoque me refiero a la práctica (o mejor dicho la disciplina personal) de someter cada iniciativa o idea a un “test de coherencia” con nuestro “core business”, nuestra visión de negocios y por qué no decirlo, con nuestra misión personal.

Los acontecimientos recientes no han hecho más que reforzar mi auto-convicción y estimular mi “apostolado” por el tema de Enfoque. Y estos acontecimientos van desde la quiebra de los mayores bancos del mundo (los cuales se salieron de su negocio tradicional para hacer grandes apuestas en derivados financieros que ni ellos mismos conocían a fondo), hasta la tiendita de ropa que vendía “de todo un poquito”, nunca desarrolló un concepto o personalidad propia y terminó cerrando “porque la situación está muy dificil”…

¿Por qué Enfocarse? El Enfoque permite la especialización (y por ende la diferenciación) y a su vez genera “Know How”. Esto sin contar que al estar enfocado su capacidad de captar oportunidades y detectar problemas se maximiza. De igual forma el estar enfocado no implica desestimar toda iniciativa a menos que sea 100% asociada a su sector de actividad. Simplemente implica no hacerlas a menos que estas sean complementarias, sinergicen con su actividad principal, aprovechen los recursos existentes, generen economías de escala, eviten la dispersión de esfuerzos o no diluyan su ventaja competitiva.

El Enfoque también funciona hacia lo interno de las organizaciones. Por ejemplo, en una iniciativa de austeridad presupuestaria (muy en boga localmente aunque los números de la empresa indiquen lo contrario…), si no aplicamos el Enfoque y no conocemos a fondo cuales actividades realmente agregan valor a la organización y cuales no, podemos terminar “eliminando músculo en lugar de grasa”. Es decir, terminamos desarrollando una “democrática” estrategia de recortes en la cual a todos les toca “su poquito” y donde el área con el mejor negociador (no necesariamente el área medular al negocio) es la que logra el menor recorte porcentual en su presupuesto.

Al igual que el restaurant “del momento” que tiene de todo y para todos en su menú (para luego uno terminar en un juego de adivinanzas con el camarero en el que cada vez que le pides un plato, éste te dice que “precisamente ese se nos acaba de agotar”…) las empresas que busquen satisfacer todos los mercados, con todos los productos, y a todos los precios están destinados al fracaso. Tal y como dice Al Ries “cuando una compañía pierde su enfoque, pierde su poder”…

 

Ney Díaz
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ver blog del director

SOBRE ESTE AUTOR

Es presidente de las firmas de capacitación INTRAS (Integral Training Solutions) y SKILLS, presidente y editor en jefe de la Revista Gestión y Managing Partner de FranklinCovey para República Dominicana. También, es Presidente de Summit, empresa dedicada a la organización de eventos corporativos. Adicionalmente, es Asesor Senior para la República Dominicana de los Programa de Educación Ejecutiva del IE Business School.

Tiene un Máster en Administración de Empresas (MBA) del ICADE (Universidad Pontificia de Comillas), España y un postgrado en Transferencia de Tecnología y Administración de la Maastricht School of Management (MSM), en Maastricht, Holanda. Es Ingeniero Industrial por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Puede encontrar más de los escritos de Ney Díaz a través de su blog en www.intras.com.do/blog y de su usuario en twitter: @neydiaz.

¿QUÉ TE PARECIÓ EL ARTÍCULO? ¡DÉJANOS SABER TUS COMENTARIOS!

MÁS ARTÍCULOS DEL AUTOR

Alinee sus estrellas...

Miércoles, 22 Abril 2009

El mejor favor de mi vida

Miércoles, 22 Abril 2009

La cachucha de los pins...

Miércoles, 22 Abril 2009

Las etiquetas

Miércoles, 22 Abril 2009

Antes de que sea muy tarde...

Miércoles, 22 Abril 2009

MÁS ARTÍCULOS RELACIONADOS

El mejor favor de mi vida

Miércoles, 22 Abril 2009

La vieja y olvidada fuerza de voluntad

Miércoles, 22 Abril 2009

Prima donnas en las organizaciones

Miércoles, 22 Abril 2009

La diversidad de género es rentable

Miércoles, 22 Abril 2009

Transformación de la empresa familiar

Miércoles, 22 Abril 2009