La pandemia vista desde las lentes de la innovación: una entrevista a Rowan Gibson

Edición: Diciembre 2020 Visto 437 veces Por:

La pandemia vista desde las lentes de la innovación: una entrevista a Rowan Gibson


Rowan Gibson es, sin dudas, uno de los líderes de pensamiento en temas de innovación más reconocidos mundialmente. Los medios lo han llamado "Sr. Innovación" y "el gran maestro de la Innovación". Ha escrito tres libros best sellers importantes sobre estrategia empresarial e innovación que se han publicado en 25 idiomas. Es asesor estratégico de una larga lista de compañías del Fortune 500 en todo el mundo. En 2015, recibió el prestigioso premio "Líder Global de Innovación" por su importante contribución al campo de la estrategia de innovación. Asimismo, es uno de los conferencistas más solicitados del mundo. Invitado por INTRAS, ha hablado ante audiencias dominicanas en varias ocasiones y es un colaborador frecuente, y muy entusiasta, de la Revista GESTIÓN. Al inicio de los confinamientos en todo el mundo, Rowan compartió un artículo exclusivo para nuestra revista en el cual nos hablaba acerca de qué lecciones tenían que aprender los líderes de organizaciones para enfrentar los desafíos de estos tiempos de incertidumbre. En esta ocasión, le hacemos una entrevista "de seguimiento" para que nos revele qué nuevas tendencias ha observado y qué lecciones ha aprendido él en lo personal y lo profesional durante el transcurso de la pandemia.

1) Hace varios meses, al comienzo de las cuarentenas en todo el mundo, GESTIÓN le preguntó cuáles eran las lecciones más importantes que los líderes empresariales debían aprender de la pandemia. Hoy le preguntamos cuáles fueron las lecciones que usted aprendió, tanto a nivel personal como profesional.

He aprendido que, casi de la noche a la mañana, es posible que nuestro mundo, nuestras vidas y nuestros negocios cambien de formas antes impensables. Ese es un pensamiento muy aleccionador. Las condiciones drásticas que todos hemos experimentado durante la mayor parte de 2020 fueron alguna vez solo el tema de películas de desastres o historias de ciencia ficción distópicas. Seamos honestos: la idea de una pandemia global mortal que se extiende por todo el mundo solía parecer tan probable como la colisión de un meteoro con el planeta Tierra. Sin embargo, aquí estamos todos, viviendo y trabajando a través de esta pesadilla muy real y aparentemente interminable. El virus COVID-19 ha demostrado ser no solo más letal, sino mucho más extenso en alcance, más prolongado en duración y mucho más profundo en su impacto de lo que nadie esperaba. La devastación que ha causado a tantas vidas, tantas economías, tantas industrias y negocios está más allá de todo lo que podríamos haber imaginado.

Por lo tanto, diría que la lección más importante que, con suerte, todos hemos aprendido a estas alturas es la necesidad crítica de tener resiliencia: la capacidad de reinventarnos dinámicamente a nosotros mismos y a nuestros modelos comerciales a medida que las circunstancias cambian rápidamente a nuestro alrededor. La verdad es que la mayoría de nosotros hemos pasado por momentos difíciles antes. Ha habido muchas recesiones económicas a lo largo de los años. Y hay, por supuesto, muchas industrias individuales que han sido interrumpidas bruscamente por recién llegados y nuevas tecnologías. Todos conocemos los ejemplos clásicos. Pero nada en nuestra vida ha exigido un cambio tan rápido y revolucionario en todas las industrias y en todo el mundo, todo al mismo tiempo.

2) ¿Qué tan disruptivo, de una manera positiva, ha sido el COVID-19? ¿Qué cambios beneficiosos imprevistos ha acelerado? ¿Cómo ha mejorado la pandemia el mundo empresarial?

En primer lugar, ha interrumpido el ritmo normal de nuestras vidas: la idea de viajar todos los días a un lugar de trabajo en el centro de la ciudad y organizar nuestro tiempo en torno a esta rutina diaria típica. Todo eso se ha ido, al menos temporalmente. Lo que esto nos enseñó muy rápidamente, en solo unas pocas semanas, en realidad, es que podemos hacer muchas, si no todas, las tareas relacionadas con la oficina en casa. De hecho, podemos dirigir incluso empresas multinacionales gigantes desde nuestras cocinas y salas de estar, y nuestros hijos pueden asistir a escuelas o universidades en cualquier parte del mundo, si hacemos estas cosas de forma virtual y remota.

Entonces, como dijo recientemente un socio comercial mío, esta “virtualización” del trabajo y el aprendizaje se ha acelerado quizás cinco años en menos de cinco meses. Muchas personas han decidido que nunca quieren volver a trabajar en una oficina, incluso cuando el COVID-19 se haya ido, y puedo pensar en una serie de empresas líderes que ahora se preguntan si necesitan oficinas en absoluto. Sinceramente, creo que esto es algo bueno. Siempre he considerado una enorme pérdida de tiempo, dinero y productividad, por no mencionar de calidad de vida, que todos estos millones de personas se desplacen diariamente a una oficina, se sienten en trenes y autobuses o se atasquen en embotellamientos de tráfico. No tiene ningún sentido para mí. Es por eso que creo que el trabajo y el aprendizaje remotos definitivamente llegaron para quedarse.

Otra lección personal es que a veces necesitamos presionar el "botón de pausa" en nuestras vidas y pensar más allá del trabajo y los negocios. El COVID-19 nos ha obligado a reducir la velocidad y quizás a hacer eso. Para algunos, eso podría significar encontrar formas de ayudar o apoyar a otros social o económicamente. Para otros, podría significar prestar atención a un pasatiempo o quizás aprender una nueva habilidad, ahora que generalmente estamos en casa con más tiempo libre. En ese tenor, decidí hace unos meses sentarme y escribir una novela de espías, que me complace decir que ya he terminado. De hecho, ya se ha convertido en un guión para una serie de televisión de 8 capítulos y actualmente está en el escritorio de algunos ejecutivos de estudios de producción cinematográfica, lo cual es asombroso. Pero el punto es que esta pandemia, y el bloqueo resultante, nos ha brindado a muchos de nosotros el tiempo y la oportunidad de expresar nuestra creatividad a través de cosas como escritura, música, arte, fotografía, mejoras para el hogar, cocina o jardinería, por ejemplo. Este ha sido un efecto secundario muy positivo.

3) Con lo que ahora sabe, ¿cuál es el perfil de una cultura organizacional verdaderamente resiliente? ¿Cuál es el papel del líder en crear y apoyar esta cultura?

Déjame darte un ejemplo de la vida real. En primavera de este año, cuando el COVID-19 de repente comenzó a alterar todo, pensé que sería útil realizar una serie de sesiones virtuales de "Sala de guerra de innovación" en las que las empresas pudieran unirse a mí en línea para discutir formas de innovar para salir de la crisis. Una de esas empresas era Electrolux Professional, con sede en Suecia. Son un fabricante líder de lavadoras profesionales y equipos de cocina que prestan servicios, por ejemplo, a hoteles, hospitales, residencias, bloques de apartamentos, empresas comerciales de lavandería, así como a restaurantes, bares y cafeterías. Cuando se produjo la crisis de la salud en el primer trimestre de 2020, todos estos mercados se vieron gravemente afectados, por lo que la gente de Electrolux Professional tuvo que, esencialmente, repensar y reinventar su negocio en el plazo más corto posible. De repente, tuvieron que volverse más resilientes que nunca en la historia de la empresa.

En lugar de reaccionar reduciendo el personal y reduciendo costos, el equipo de liderazgo de Electrolux Professional logró que toda la organización se concentrara en la innovación centrada en el cliente. Preguntaron: "¿Cómo podemos encontrar soluciones a las necesidades urgentes relacionadas con COVID de nuestros clientes?". E invitaron literalmente a todos en la empresa a participar, pensando y presentando ideas para hacer frente a la crisis. Eso es exactamente lo que hizo su gente. Poco más de una semana después, los principales ejecutivos de la empresa ya estaban examinando una amplia cartera de oportunidades potenciales para resolver los problemas de los clientes e impulsar un nuevo crecimiento, algunas de las cuales eran completamente nuevas para el negocio.

A continuación, la empresa cambió por completo su estrategia de innovación y la asignación de recursos hacia estas nuevas ideas. Y la parte más asombrosa de la historia es que pudieron traer varias soluciones realmente innovadoras al mercado en solo dos o tres meses. Estos incluían lavadoras y lavavajillas profesionales que no solo podían limpiar, sino también desinfectar. Otra innovación fue un producto para desinfectar rápidamente la ropa después de probarla en los vestuarios de las tiendas, un mercado completamente nuevo para Electrolux Professional. Una cuarta solución fue una caja de transporte de alimentos desinfectada para servicios de entrega a domicilio. Estas ideas, y otras similares, dieron un giro a todo el negocio.

Alcanzar este nivel de resiliencia estratégica obviamente requirió el compromiso pleno y activo de los principales líderes de la empresa. Alberto Zanata, CEO de Electrolux Professional, y todo su equipo ejecutivo, alentaron y apoyaron activamente el esfuerzo de innovación en toda la organización. También, liberaron a personas con talento y redirigieron la financiación a estos proyectos, lo que fuera necesario para que la innovación ocurriera. Crearon una cultura de compromiso e inclusión donde las ideas eran bienvenidas de todos, en todas partes de la organización. Una cultura donde la pasión por el cliente y el espíritu de poder hacer se convirtieron en los principales impulsores. Una cultura en la que las personas realmente creían que podían superar este gran desafío resolviendo los problemas reales de los clientes e innovando para salir de la crisis, trabajando de manera creativa e incansable en equipo. Los resultados hablan por sí mismos.

4) ¿Qué nuevas vías de innovación ha abierto COVID-19? ¿Cuáles son algunos de los avances en innovación más dramáticos que ha observado?

Muchas de las nuevas vías de innovación se han abierto gracias al cambio hiperacelerado de lo físico a lo digital en todas las industrias. Por lo tanto, podríamos pensar en la migración al comercio electrónico, a la farmacia electrónica o incluso a los médicos electrónicos, o del cine y eventos en vivo a la transmisión y otras formas de entretenimiento digital.

Para mí, uno de los saltos más dramáticos en innovación ha venido de la realidad virtual. El COVID-19 ha trastocado todo el negocio de hablar en público y eventos ejecutivos, y eso es, por supuesto, donde me he centrado tradicionalmente desde hace unos veinticinco años. Pero desde aproximadamente marzo de este año, la gente ya no puede ir a los hoteles y asistir físicamente a ningún evento. Ni siquiera pueden viajar en avión a ninguna parte, y yo tampoco. Por lo tanto, al igual que muchas otras empresas en tantas industrias, me he visto obligado a repensar y reinventar mi propio modelo de negocio. ¡Innovar! ¡Sí, tomar mi propia medicina! Y eso es exactamente lo que he hecho. Para mí, la gran innovación ha sido el uso de la realidad virtual para ofrecer mis conferencias y clases magistrales a audiencias internacionales.

Lo que rápidamente me quedó claro fue que las plataformas como Zoom y los equipos de MS eran muy limitados cuando se trataba de reemplazar eventos físicos. Entonces, cuando aplicas mi propia metodología — “Los 4 lentes de la innovación” — comienzas a pensar en formas completamente nuevas y diferentes de hacer las cosas. La primera lente es "Desafiar las ortodoxias". Comencé a preguntar si podría haber una alternativa viable no solo a los eventos físicos, sino a estas plataformas más comunes de videoconferencias en línea. La segunda lente es "Aprovechar las tendencias". Y, por supuesto, la realidad virtual es una de las principales tendencias tecnológicas que estamos viendo en aumento. La tercera lente es "Aprovechar los recursos". Me pregunté cómo podría extender mis habilidades y activos en esta plataforma tecnológica nueva y en crecimiento. Y, finalmente, la cuarta lente es "Comprender las necesidades". Seamos realistas, la necesidad de educación ejecutiva no ha desaparecido. Pero, ¿cómo puedo crear una experiencia de aprendizaje inmersiva para empresarios internacionales si ya no pueden viajar y asistir a eventos? Zoom no es la respuesta. Para mí, la solución más eficaz fue recurrir a la realidad virtual.

Por lo tanto, la realidad virtual es definitivamente una vía de innovación que COVID-19 ha abierto para el negocio de eventos y conferencias. Es un salto dramático para la industria que redefine en muchos sentidos la forma en que hacemos las cosas. Por supuesto, la evolución a eventos virtuales pudo haber sucedido eventualmente de todos modos, pero ese salto hacia adelante ahora se ha acelerado enormemente debido a la crisis. Y creo que es casi seguro que la realidad virtual desempeñará un papel importante en el futuro de cosas como la educación y la capacitación corporativa, las conferencias de gestión, —incluida TED, por ejemplo—, y el entretenimiento, obviamente, e incluso las compras. También, habilitará el lugar de trabajo virtual, por lo que las personas ya no tendrán que ir a una oficina física, especialmente para cosas como reunirse y colaborar.

5) ¿Cuáles son locomebacks o resurgimientos y los cambios de modelo de negocio más sorprendentes o asombrosos que ha presenciado?

Bueno, creo que ciertamente miramos muchas cosas ahora con quizás una nueva apreciación. El supermercado local, por ejemplo. O la necesidad de una buena conexión a Internet. O simplemente nuestros propios hogares. McKinsey publicó recientemente un nuevo informe sobre las muchas formas en que COVID-19 ha cambiado nuestras vidas. Algo de lo que hablan es de la nueva tendencia hacia el nesting o "anidamiento". Curiosamente, el informe dice que “el hogar es el nuevo coffee shop, restaurante y centro de entretenimiento” y creo que tienen toda la razón en eso. La casa ha vuelto de verdad. IKEA, por ejemplo, ha visto un aumento en la demanda de sus productos de mejoras para el hogar, especialmente escritorios de oficina en el hogar y artículos de cocina, y sus ventas en línea han crecido un 60% este año para hacer frente a la demanda. Luego están los equipos de fitness para el hogar, que también han experimentado un gran auge este año porque, obviamente, ya nadie puede ir a un gimnasio. El consumo de medios online es otra cosa que se ha disparado. Comercio electrónico, entrega a domicilio, servicios de logística: todos estos han sido un regalo del cielo durante COVID-19 y sus negocios nunca han sido más saludables.

Entonces, para mí, una de las preguntas más importantes para los innovadores es: "¿Cómo hacemos que el concepto de hogar sea absolutamente central para nuestra propuesta de valor?". A menudo, esa puede ser la verdadera clave para reinventar un modelo empresarial. Si piensa en la historia, muchas de las innovaciones más importantes han consistido en llevar cosas de fuera de casa a dentro de casa. Cuando mi padre era joven, la gente tenía que salir al cine o al teatro para divertirse. Luego, llegó la televisión, que trajo películas y programas a los hogares. Cuando era niño, recuerdo que teníamos que salir a una cabina telefónica para hacer una llamada telefónica. La oficina de mi padre también era el único lugar en el que había visto una computadora. Y, si quería imprimir algo, tenía que acudir a un servicio de impresión profesional. Pero, a lo largo de los años, obtuvimos teléfonos, computadoras e impresoras en casa. Todo llega finalmente a la casa, ya sea el gimnasio, la cafetería italiana, la agencia de viajes, la librería, la biblioteca, el estudio de fotografía, la sala de conciertos o el bar de cócteles. Ahora es la oficina o la escuela la que llega al hogar mediante el trabajo y el aprendizaje a distancia. La e-salud incluso lleva el consultorio del médico o la clínica de salud al hogar. La impresión 3D trae una pequeña fábrica al hogar. Mis clases magistrales de realidad virtual ayudan a llevar los eventos de liderazgo al hogar. Entonces, nuevamente, para muchas empresas, la pregunta que debemos hacernos, especialmente ahora debido a COVID, es: "¿Cómo llevamos este producto, servicio o experiencia del exterior al interior del hogar?".

Ha habido otros resurgimientos sorprendentes durante la crisis. Antes de COVID-19, una de las grandes tendencias era hacia la "economía colaborativa", con lemas como "Compartir es la nueva compra" o "La gente no quiere poseer cosas, solo quiere usarlas". Se suponía que nadie querría comprar un automóvil, por ejemplo, cuando podía compartir uno a través de Uber u otros servicios de viaje compartido, o simplemente usar el transporte público. Pero ahora, con este problema de salud, ya no queremos compartir el transporte, ni nada más, con extraños. Queremos vivir en nuestra propia pequeña burbuja desinfectada. Queremos poseer y usar nuestras propias cosas, no las de otra persona. Hablé con un amigo mío en el negocio automotriz la semana pasada y me dijo que la industria acaba de tener un trimestre realmente bueno en términos de ventas de vehículos nuevos. Por lo tanto, la “economía compartida” ha hecho una especie de implosión, junto con todos esos nuevos y geniales modelos de negocios como AirBnB, o compartir ropa, bolsos, mascotas, bicicletas o comidas caseras. "Compartir" está fuera y "Comprar" está de vuelta, excepto que ahora es mucho más probable que sean compras en línea. El "uso" está fuera y la "propiedad" ha vuelto. Por lo tanto, debemos preguntarnos cómo podemos factorizar este cambio en nuestros modelos comerciales.

6) En esta etapa de la pandemia, ¿qué deben hacer las organizaciones para restaurarse y reiniciarse?

Lo más importante es hacer que todos los ojos de la empresa miren hacia afuera lo que está cambiando en el mundo en lugar de centrarse en lo que la empresa siempre ha hecho tradicionalmente. Al igual que en el ejemplo de Electrolux Professional, pregunte a toda su gente cómo la empresa puede girar rápidamente para resolver los problemas o necesidades relacionados con COVID de sus clientes, tanto ahora como después de la crisis. Esté dispuesto a desafiar fundamentalmente y reinventar radicalmente su modelo de negocio para adaptarse a las nuevas circunstancias y satisfacer las nuevas necesidades. Si es necesario, prepárese para desechar sus planes estratégicos quinquenales existentes y reasigne esos recursos hacia la reinvención estratégica. Impulse el cambio desde arriba y asegúrese de apoyar a sus innovadores con todo lo que necesiten para hacer las cosas. Siempre que sea posible, resista la tentación de reducir el tamaño de la operación o el personal. En cambio, involucre a toda su gente en el esfuerzo de innovación y reinvención. Trabajen como un equipo unido para cambiar las cosas en la crisis e innovar en su camino hacia un futuro mejor. ¡Ahora, como nunca antes, es el momento de desarrollar la resiliencia como empresa y de innovar, innovar, innovar!

Traducción: Virginia De Moya

SOBRE ESTE AUTOR

Según Forbes, Gibson es "uno de los líderes de pensamiento más reconocidos en innovación empresarial". Los medios lo han llamado "Sr. Innovación" y "el gran maestro de la Innovación". Es el autor de tres libros best sellers importantes sobre estrategia empresarial e innovación, que se han publicado en 25 idiomas. Gibson es asesor estratégico de una larga lista de compañías del Fortune 500 en todo el mundo. En 2015, recibió el prestigioso premio Líder Global de Innovación por su importante contribución al campo de la estrategia de innovación. Rowan es uno de los conferencistas más solicitados del mundo. Ha participado como orador principal en importantes eventos, así como en seminarios y clases magistrales de innovación de varios días, en 64 países. Es presidente de Imagination Bridge, consultora de innovación global con sede en Costa Rica. 

¿QUÉ TE PARECIÓ EL ARTÍCULO? ¡DÉJANOS SABER TUS COMENTARIOS!