Cuando Innovar es Entrenar

Edición: Octubre 2009 Jueves, 22 Septiembre 2011 Visto 5577 veces Por:

Recientemente pasé un tiempo de calidad con Scott Bedbury, uno de los héroes del “branding” moderno— quien fue instrumental en la construcción de las marcas tanto de Nike como de Starbucks desde sus modestos comienzos hasta las poderosas empresas globales que son hoy día. En su libro best seller “A New Brand World” (“Un nuevo mundo de marcas”), Scott argumenta que las compañías necesitan mayor innovación tanto en el desarrollo de productos como en las comunicaciones de mercadeo y que “en el futuro, quedarse inmóvil será letal para cualquier marca.”

Scott tiene razón, por supuesto, pero yo podría ir mucho más lejos. No solo quedarse inmóvil es letal en la economía hipercompetitiva de hoy, sino que hasta aminorar el paso de la innovación puede ser peligroso para su salud organizacional.

Una persona amante de la literatura podría llamar a esta presión competitiva el “Efecto de la Reina Roja”, refiriéndose al libro de Lewis Carroll Alicia en el País de las Maravillas, donde Alicia y la Reina Roja figuran corriendo sobre un tablero de ajedrez gigante, pero no parecen estar avanzando. Alicia está frustrada por el esfuerzo, pero la Reina Roja le advierte que “si quieres llegar a algún lugar, debes correr por lo menos dos veces más rápido de lo que lo estás haciendo”.

Casi todas las empresas con las cuales he trabajado en los últimos años parecen estar sintiendo ese Efecto de la Reina Roja, impulsadas parcialmente por la presión de competidores domésticos y extranjeros cada vez más calificados y con menores costos. Ellos están trabajando en innovación, pero no están manteniendo el ritmo de correr más rápido que la competencia.

Mi libro reciente, The Ten Faces of Innovation (Las diez caras de la innovación), esboza los roles creativos que pueden ayudar a impulsar su agenda estratégica. Existen roles de aprendizaje como el Antropólogo, que aprende observando el comportamiento humano, y el Experimentador, que aprende de los ensayos. Hay roles organizadores como el corredor de obstáculos, que es experto en anticipar los obstáculos y hace una de dos cosas, los salta o les pasa por el lado, ignorándolos completamente. Hay roles de construcción como el Cuidador, que nutre a los clientes para construir una profunda lealtad de marca, y el Contador de historias que hace uso del poder de las narrativas auténticas. Todos estos diez roles agregan valor al equipo de innovación.

Ganando en la Innovación

Los atletas nos recuerdan que se requiere de esfuerzo disciplinado para aprovechar al máximo los talentos. Hacer un equipo de innovación es muy similar a un evento atlético y muchos de sus mismos principios son aplicables: Estírese para fortalecerse. A largo plazo, la flexibilidad es más importante para su organización que la fuerza. Las personas comprometidas con el aprendizaje continuo pueden ayudar a mantener a su organización ágil y fresca.

La flexibilidad es la nueva fuerza.

Vaya por la distancia. La innovación no es solo un programa, es una forma de vida – así como el mejor programa de bienestar físico no es la dieta del momento sino un estilo de vida saludable. Fomentar una cultura de innovación no es una tarea para delegar a algunos departamentos, sino que impregna toda la empresa.

Nunca se rinda. Los grandes atletas tienen un enfoque incansable de nunca rendirse en sus entrenamientos diarios y en su desempeño competitivo. Los verdaderos innovadores reconocen que tendrán que vencer una serie de obstáculos, aún si solo uno o dos son visibles en el inicio de la carrera. El Director sabe que un ritmo constante de nuevas ideas es mejor que una sola explosión de energía alrededor de una nueva iniciativa que es lanzada con mucho entusiasmo, pero abandonada a los pocos meses. Las personalidades de innovación exhiben la misma actitud implacable, manteniendo su punto de vista en movimiento a través de un proceso de aprendizaje continuo y apoyo persistente a causas y temas importantes.

Abrace el juego mental. El aspecto mental tiene gran incidencia, especialmente cuando llegan la fatiga y la frustración. Se requiere de un supremo enfoque mental. De la misma manera, todas las personalidades de innovación, especialmente el Corredor de obstáculos y el Experimentador, necesitan de resistencia mental para continuar en la carrera cuando el sentido común y la fatiga física dicen que ya es tiempo de abandonar. Los innovadores tienen el sentido no común de perseguir ideas prometedoras mucho tiempo después de que sus colegas han desistido o se han rendido.

La innovación es a final de cuentas un deporte en equipo. Los equipos exitosos no necesitan ser los mejores en cuanto a las habilidades y herramientas de cada rol.

solitario la mayoría de los atletas triunfadores tienen un entrenador que cree en ellos. El entrenador correcto puede llevarle a la grandeza. Busque a alguien en quien usted confíe, que fomente al Antropólogo o al Colaborador o al Contador de historias dentro de usted, que no lo desanime y saque lo mejor de usted.

Cuando se está organizando un equipo – en los deportes o en los negocios – usted no querrá depender demasiado en un solo jugador estrella. Busque una mezcla rica de roles y personalidades. Seguro, las diferencias entre sus talentos y puntos de vista causará algo de fricción de vez en cuando, pero un poco de abrasión creativa puede ser productiva cuando usted está impulsando la innovación continua. Así que tome una mirada a la composición de su equipo. ¿Cuándo es fuerte y cuándo no está realmente listo para el horario estelar (“prime time”)?, ¿Necesita fomentar o reclutar un nuevo rol para el equipo? Por ejemplo, ¿hay algunas oportunidades de aprendizaje no aprovechadas en las cuales el Antropólogo y el Polinizador cruzado puedan ayudar?, ¿Dónde podría un buen Experimentador permitirle cribar o validar más ideas a través del proceso de ensayo y error iluminado?, ¿Podría usted utilizar a un Corredor de obstáculos o a un Colaborador o a un Director para hacer que las nuevas iniciativas avancen? Afortunadamente, usted no tiene que encontrar a todos los roles de innovación en un solo individuo. Usted puede crear un equipo completo de personas que colectivamente ganen para su organización. Saque lo mejor de su equipo de innovación y todos podrán compartir el éxito.

Soy un firme creyente en el poder galvanizador de los roles. Adoptar hasta un solo rol puede traer beneficios tanto culturales como de negocios a su organización. Pero la verdadera rentabilidad resulta cuando usted reúne a varios roles juntos y los mezcla en un equipo multidisciplinario. La innovación es a final de cuentas un deporte en equipo. Los equipos exitosos no necesitan ser los mejores en cuanto a las habilidades y herramientas de cada rol. Así como en el decatlón olímpico, el objetivo es obtener la excelencia en algunas pocas áreas y fortaleza en muchas. Si su equipo está entre los mejores de la industria en el terreno del Antropólogo, quizá usted pueda sobrevivir sin tener un Diseñador de escena de clase mundial. De forma similar, las revelaciones que usted obtiene de la práctica de ensayo y error del Experimentador puede que hagan que usted no necesite un Polinizador cruzado fuerte. Si hay diez enfoques para crear y sostener una cultura innovadora, lo que cuenta es su puntuación final, su habilidad para superar a la competencia con regularidad en el abanico completo de pruebas diarias que una compañía debe enfrentar.

 

TOM KELLEY, Gerente General de IDEO una de las empresas líderes mundiales en diseño, responsable de los productos más brillantes de las últimas dos décadas tales como el Mouse de Apple y la Palm V. Es autor de los libros “The Art of Innovation” y “The Ten Faces of Innovation”.

 

 

SOBRE ESTE AUTOR

¿QUÉ TE PARECIÓ EL ARTÍCULO? ¡DÉJANOS SABER TUS COMENTARIOS!

MÁS ARTÍCULOS DEL AUTOR

4 Preguntas a Tom Kelley

Jueves, 22 Septiembre 2011

MÁS ARTÍCULOS RELACIONADOS