Adentrándonos en Adquirir o Fusionar

José Nicolás Marín

El profesor pleno de Incae nos habla a fondo sobre los distintos tópicos que envuelven a las fusiones y adquisiciones, junto a un recorrido por parte de la historia de éstas y sus grandes ejemplos.

Hábleme un poco de la incidencia de la alta dirección en el crecimiento de una empresa

La función y responsabilidad fundamental de la alta dirección es crear renta económica, que se obtiene al restar el costo del capital empleado de las utilidades operativas después de impuestos, mediante el crecimiento financiero. Una manera de crecer es reinvertir un porcentaje de las utilidades netas en los negocios de la empresa para aumentar los activos e incrementar las ventas así como también reducir costos para generar utilidades adicionales. A esto se le llama el proceso de crecimiento orgánico.

Explíqueme un método concreto para hacer crecer la empresa

Una alternativa son las fusiones y adquisiciones. Cuando se adquiere una empresa que complementa a la compradora, se dice que se acopla a la estrategia para la creación de riqueza. Aquí existirá acoplamiento estratégico entre la empresa adquirida y la compradora siempre que la empresa resultante genere más ingresos que las anteriores por separado. El crecimiento en la renta económica se conoce como sinergia, y al crecimiento logrado a través de fusiones y adquisiciones se le llama crecimiento externo.

¿Podríamos definir bien la diferencia de ambos crecimientos?

Incrementar las ventas sin aumentar la renta económica disminuye el rendimiento sobre el capital invertido. Lo que interesa es crecer generando renta económica nueva. La única razón para comprar otra empresa es que los accionistas se beneficien de la empresa fusionada con rentas adicionales a la suma de las rentas cuando las empresas funcionan por separado. Sinergia es la nueva renta que se genera con la fusión de ambas empresas. La empresa compradora no debe pagar más de lo que los accionistas ganarán por renta y sinergia, por lo que el precio de compra debe ser menor al valor presente de la renta económica de la empresa adquirida, más las sinergias generadas por la fusión, menos un rendimiento sobre la inversión que cubra el riesgo incurrido en la compra.

La única razón para comprar otra empresa es que los accionistas se beneficien de la empresa fusionada con rentas adicionales a la suma de las rentas cuando las empresas funcionan por separado. Sinergia es la nueva renta que se genera con la fusión de ambas empresas.

¿Se podría hablar de otro tipo de sinergia?

Una fuente adicional de sinergias son los ahorros en gastos financieros cuando el WACC (Weighted Average Cost of Capital) de la empresa consolidada es menor que el de las empresas por separado; al aumentar el tamaño, el costo de financiarse puede disminuir. También existen sinergias de más difícil estimación, como las ventas cruzadas, las ventas originales y las producidas por procesos operativos.

Históricamente hablando, ¿se podría hacer una descripción de cómo se han ido dando las fusiones y adquisiciones a lo largo del tiempo?

En Estados Unidos por ejemplo, y en términos relativos al tamaño de su economía, las dos oleadas de adquisiciones más importantes fueron las de inicios y finales del siglo 20. En la primera, denominada “la ola de fusiones de monopolios”, predominan las fusiones y adquisiciones del rubro transporte, manufactura y minería. La segunda, impulsada por el supuesto potencial de las empresas por internet, fue la mayor de toda la historia. En 1999, la revista Fortune informó que el valor de las fusiones y adquisiciones había sido equivalente al 19% del Producto Nacional Bruto (PNB) de Estados Unidos, por encima del 13% alcanzado a principios del siglo 20. Aunque hubo una caída significativa en las adquisiciones y fusiones en 2001 y 2002, el respetado sistema de información financiera Bloomberg, informó que en 2004 y 2003 hubo una recuperación importante. Por ejemplo, en 2004 hubo 22.102 adquisiciones por valor de US$1.966 billones. Solo 538 de las mismas, con un valor de US$41 billones, involucraron a empresas latinoamericanas. Aunque el nivel absoluto de las fusiones en América Latina es insignificante con respecto a la actividad mundial, el crecimiento de la actividad en la región ha sido más acelerado.

¿Cuáles han sido las 5 adquisiciones más grandes de la historia?

Se dieron a finales del siglo 20. En 2000, Historic Time Warner Inc. pasó a ser Time Warner Inc. por US$186.200 billones; en 1999, Vodefone Holding GMBH pasó a ser Vodafone Group PLC, por US$185.100 billones, Warner- Lambert Co. pasó a ser Pfizer Inc. por US$87.300 billones; en 1998, Mobile Corp. se transform en Exxon Mobile Corp. por US$80.300 billones; y en 2004, Shell Trspt. & Trading Co. PLC se convirtió en Royal Dutch Shell PLC por US$80.100 billones.

¿Qué hace a una fusión exitosa?

Lo más importante es atender la metodología a emplear (tamaños de empresas, localización geográfica, períodos de tiempo observados, entre otros) y las formas de medir las sinergias de una fusión. Existen cinco factores determinantes del éxito. Primero hay que tener una clara estrategia corporativa, las fusiones y adquisiciones horizontales que involucran empresas relacionadas con la industria son más exitosas. Otro tema es la correcta valoración previa; cuanto más alta sea la valoración y el premio pagado en la adquisición, el rendimiento de la inversión será menor. Un tercer elemento es la experiencia en fusiones y adquisiciones, pues es lo que hace diestra a una empresa para hacerlo. Planificar el proceso de integración es otra cosa importante; hay que saber enfrentarse a lo reacias que pueden ser las personas frente al cambio; se deben poner líderes dedicados a la labor de integración y mantener comunicación clara y transparente para reducir el miedo en los empleados. El último factor a tomar en cuenta es el desempeño financiero de las empresas previo a la fusión.