Mario Alonso Puig: las pautas para un crecimiento personal y un desarrollo profesional extraordinarios

Hablar con objetividad de Mario Alonso Puig es una tarea muy difícil para mí. ¿Cómo describir de forma llana y sin pasiones a alguien que, a través de sus videos y conferencias, fue un elixir de positividad y enfoque en los momentos más álgidos de la pandemia? ¿Cómo eliminar la emocionalidad cuando hasta tu propia madre te agradece que la hayas introducido a sus enseñanzas y te confiese que, gracias a él, pudo llevar mejor la pandemia? ¿Cómo describir en un párrafo lo que decenas de profesionales te han dicho sobre los enormes aprendizajes que han recibido de Mario y el trascendental impacto que ha tenido en sus carreras? En resumidas cuentas, Mario es un líder de pensamiento extraordinario.

Mario es autor de 11 libros publicados (varios de ellos best sellers), un reputado conferencista y uno de los principales referentes actuales en inteligencia y cognición humanas, alto desempeño, bienestar y felicidad. Lleva 20 años impartiendo conferencias y programas, así como trabajando directamente con equipos directivos para potenciar sus capacidades humanas.

Lo interesante de Mario es como llegó a ser quien es hoy.  Su experiencia durante 25 años como especialista en cirugía general y del aparato digestivo en hospitales de Estados Unidos y España —interactuando constantemente con pacientes en situaciones extremas— le permitió adquirir un conocimiento del ser humano muy profundo. Y, precisamente, esto fue lo que lo motivó a dejar progresivamente el ejercicio de la cirugía para dedicarse a la investigación y docencia en el campo del desarrollo personal y profesional.

Espero que esta interesante entrevista con quien describo como «un maestro en el arte de ser una mejor persona» le resulte de tanto interés como lo ha sido para mí.

1. ¿Qué significa y qué implica para usted el reinventarnos para enfrentar momentos de crisis o incertidumbre?
Para mí, reinventarse es desplegar el verdadero potencial que todos tenemos dentro, y ayudarlo a florecer. Precisamente, son los momentos de crisis o incertidumbre los que nos invitan a conectar con esa esencia que nos permite mantenernos ilusionados, serenos y confiados ante los desafíos.

2. ¿Cuáles son las claves para enfrentar los retos personales y profesionales con ilusión y optimismo?
Lo primero es aceptar esa situación como perfecta y necesaria en lugar de resistirse y enfrentarse a ella. Lo segundo es confiar en que, cuando uno empieza a dar pasos a pesar de la incertidumbre, empiezan a emerger recursos como la creatividad y el espíritu emprendedor, los cuales nos permiten adaptarnos a nuevas situaciones.

3. A la hora de establecer nuestras metas profesionales o personales, ¿qué criterios debemos utilizar para determinar la prioridad de esas metas?
Para mí, lo más importante es definir, en primer lugar, qué es lo que se quiere y por qué se quiere de semejante manera. Si no reconocemos la relevancia de alcanzar ciertas metas, es difícil que tengamos el nivel de compromiso que es necesario para alcanzarlas. En segundo lugar, hemos de asegurarnos de que esas metas profesionales o personales están alineadas con nuestro propósito, con nuestro para qué.

4. ¿Qué es una vida plena para usted y cuáles son los mayores obstáculos o retos para vivir plenamente?
Para mí, vivir plenamente es vivir de acuerdo a quién se es y no de acuerdo a quién uno se cree que es. El principal reto que nos encontramos es la ignorancia y la arrogancia disfrazada de modestia. Ignoramos nuestra verdadera identidad y rechazamos la posibilidad de que nuestra esencia esté llena de belleza y luz.

5. ¿Qué nos impide ser y presentar al mundo nuestra mejor versión? ¿Cómo podemos descubrir y conocer nuestra mejor versión y cómo podemos conectar con ella?
Conectar con nuestra mejor versión es un descubrimiento que tiene lugar como consecuencia de recorrer el camino interior, ese camino sin distancia que va de la cabeza al corazón. A mí, personalmente, me ha ayudado mucho la reflexión, el silencio, la oración y el encuentro con la naturaleza.

6. ¿Qué tenemos que hacer para que afloren nuestros talentos y capacidades ocultas?
Para mí, lo más importante es querer, creer, valorar, desafiar, apoyar y acompañar. Cuando estas cinco cosas están presentes, actúan como una llamada para que emerjan nuestros talentos y capacidades ocultas.

7. ¿Cuál es su definición de una organización feliz? ¿Cómo creamos organizaciones felices y cuál es el rol de los líderes y los colaboradores para lograrlo?
Una organización feliz es un espacio en el que las personas trabajan con un verdadero propósito y se sienten vistas y tratadas no como cosas, sino como seres humanos. Los líderes han de ser los motores que impulsen que eso suceda.

8. ¿Cómo, tras un fracaso o una pérdida, ya sea profesional o personal, podemos recuperar nuestro espíritu de lucha y nuestra pasión por la vida y el trabajo?
Un error se convierte en un fracaso solo si no aprendemos nada de él. Una pérdida nos sumerge en un proceso que es consustancial con nuestra naturaleza humana. En este proceso que es el duelo, pasamos por el shock, la negación, la ira, la tristeza y el miedo, hasta que, finalmente, aceptamos, asumimos, esa pérdida y, poco a poco, vamos recuperando nuestra ilusión por la vida.

9. ¿Cuáles son los superpoderes de los líderes y cómo pueden desarrollarlos?
Un líder no solo ha de tener una visión que inspire y enamore a otras personas, sino que, además, ha de mostrar capacidad, coherencia, empatía y fortaleza de carácter. Todo esto se desarrolla a base de ilusión, compromiso, perseverancia y paciencia.

10. ¿Qué pueden hacer los líderes para ayudar a los integrantes del equipo a ser la mejor versión de si mismos?
Un líder ha de mostrar un interés claro en el desarrollo de sus colaboradores. Ha de estar dispuesto a dar raíces para crecer y alas para volar.

11. ¿Qué beneficios aporta la práctica del mindfulness a las personas y cómo mejora su desempeño profesional? ¿Cree usted que esta práctica debe incentivarse en las organizaciones y por qué?
El mindfulness reduce el barullo mental y permite  que emerjan talentos y capacidades que previamente estaban ocultos, precisamente, por ese ruído, por esa turbación tan característica de la mente humana. La práctica del mindfulness tendría que ser un must en las organizaciones porque está claramente demostrado que mejora la salud, la eficiencia, la colaboración y el bienestar.