Las empresas familiares dominicanas ante la crisis del COVID-19

Edición: Diciembre 2020 Visto 838 veces Por:

Las empresas familiares dominicanas ante la crisis del COVID-19


Los brutales embates de las olas del COVID-19 a la salud de las personas y a las economías del mundo no tienen parangón en la historia reciente. La República Dominicana, su gente y sus empresas tampoco se escapan de esta dura realidad. Y entre su gente y sus empresas, podemos decir que los empresarios y negocios familiares, por su significativa participación en distintas industrias, han llevado una pesada carga para mantener a flote nuestra economía. Su importante rol en el proceso de recuperación de la economía merece ser destacado y estudiado. Con el propósito de descubrir cómo han respondido a esta crisis, INTRAS y su aliado internacional The Advisory Board crearon una encuesta denominada La gestión de la crisis del COVID-19 en empresas familiares de República Dominicana. La salud de los negocios familiares dominicanos, que representan alrededor del 90 % de las empresas del país, es un indicador de la salud de nuestra economía. De su supervivencia, de su éxito, dependen no solo las familias empresarias que las componen, sino la subsistencia de tantas otras familias y el repunte del  producto interno bruto.

A partir del análisis de los datos de la encuesta que pueden encontrar dando clic aquí, se generaron interesantes aprendizajes. De estos, se extrajeron 6 áreas de acción o recomendaciones que los creadores del estudio consideran que ayudarán a  las empresas familiares a salir airosas de esta crisis:

  1. Atender la dimensión familiar

  2. Aceptar que vivimos en la Sociedad del Cambio

  3. Enfocarse en la competitividad de los negocios

  4. Cuidar a sus stakeholders actuando con gran compromiso social

  5. Invertir en innovación y tecnología más que nunca

  6. Dotarse de un buen gobierno corporativo.

Veamos con un poco más de detalle cada una de estas recomendaciones:

1. Atender la dimensión familiar

El 92.3 % de las empresas familiares encuestadas considera que sus valores constituyen una poderosa herramienta para gestionar esta crisis mientras que un 73.1 % piensa que su carácter familiar les ha permitido gestionar mejor esta situación. Esto es en sí una ventaja competitiva. Por esta razón, se recomienda que se establezcan formalmente Consejos de Familia para atender la dimensión familiar, trazar la agenda estratégica y definir los temas que permitirán su continuidad. Esto incluye delinear:

  • El horizonte compartido de largo plazo

  • La transmisión de valores a las siguientes generaciones

  • El rol de los miembros de la familia

  • La correcta gestión de las expectativas de los integrantes de las generaciones continuadoras

  • El  impulso a los planes de sucesión en la propiedad

  • La creación de “Escuelas de Accionistas” para asegurar que las próximas generaciones estén conformadas por accionistas responsables.

  • El propósito común

  • La colaboración multigeneracional.

Según la encuesta, 2 de cada 3 empresas familiares dominicanas han sufrido una disminución en su facturación, mientras que 1 de cada 3 verán una caída estrepitosa en relación a sus resultados de años anteriores. Esta situación, sumada a los daños colaterales en lo personal que está produciendo el COVID-19, puede llegar a crear fuertes tensiones entre los miembros de las familias empresarias según lo expresó un 32.1 % de los encuestados. El Consejo de Familia es el espacio ideal para resolver esas tensiones.

 2. Aceptar que vivimos en la sociedad del cambio

Vivimos en una sociedad de cambios vertiginosos y tenemos que aceptarlo. Esta pandemia lo ha demostrado. Para muestra, basta ver la celeridad con que adoptamos el teletrabajo, las reuniones virtuales, el comercio electrónico, entre otros, para transformar nuestras empresas y dar respuesta a las reglas del juego impuestas por los confinamientos alrededor del mundo... Los empresarios familiares deberán analizar cómo estos cambios, y los que vendrán, afectan sus industrias. Asimismo, deberán adaptarse a los nuevos entornos que surgirán. Tanto la gestión como la gobernanza de las empresas familiares deberán estar impulsadas por un profundo espíritu transformador, ya que, sin dudas, de estos cambios y nuevas crisis surgirán nuevas oportunidades para quienes estén listos para aprovecharlas. De hecho, 84.6 % de los encuestados ya están viendo oportunidades de negocio que podrán abordar.

3. Enfocarse en la competitividad de los negocios

Los empresarios familiares deben velar por la competitividad de sus negocios porque esta es la clave para sobrevivir a las crisis. La competitividad y el éxito del la empresa fomenta la cohesión familiar y su continuidad a lo largo de las generaciones. ¿Qué medidas operativas pueden tomar las empresas familiares para ser más competitivas?

  1. Abocarse a la simplicidad organizativa.

  2. Mejorar en eficiencia

  3. Enfocarse en el core business

  4. Ahorrar costos

  5. Ganar tamaño, ya sea de forma orgánica o inorgánica

  6. Innovar

  7. Invertir en formación y capacitación

  8. Desarrollar y dar protagonismo a un liderazgo auténtico, sin importar la edad o el género.

4. Cuidar a sus stakeholders actuando con gran compromiso social

La pandemia ha dejado al desnudo lo que realmente es importante para las empresas y lo que las ayudará a sortear esta crisis: cuidar a sus stakeholders o grupos de interés. En una empresa familiar, esto implica estar comprometidos con cuidar a la familia, a los empleados, a los proveedores y a los clientes. Pero también, implica cuidar a la sociedad y el entorno en los que accionamos. Estos son momentos de mostrar empatía y solidaridad a los empleados, así como de conectar con las necesidades y realidades de los clientes. También, son momentos de compromiso con el país y el medioambiente. En opinión de los creadores de la encuesta, el futuro será más próspero para las empresas con un claro propósito que les conecte con las demandas sociales de un desarrollo sostenible e inclusivo. 

5. Invertir en innovación y tecnología ahora más que nunca

 Esta crisis ha actuado como verdadero estímulo para la transformación digital y se han dado pasos gigantescos en este sentido. La encuesta demuestra que las empresas familiares se están aclimatando a esta nueva normalidad y están invirtiendo en:

  • Automatización de procesos

  • Ciberseguridad

  • Comercio electrónico

  • Formación online

  • Gestión de riesgos

  • Inteligencia Artificial / Machine Learning

  • Optimización del teletrabajo

Esta innovación tecnológica ha habilitado nuevos modelos de negocio que no hubieran sobrevivido a la crisis. Las empresas familiares dominicanas que no lo han hecho aún deben repensar su modelo de negocio, invirtiendo en innovación y tecnología para encontrar nuevas formas de conectar con clientes y de evolución de sus productos, así como nuevas fórmulas de ejecución y excelencia operativa. 

6. Dotarse de un buen gobierno corporativo

Hacer bien la gestión del día a día, con un enfoque meramente táctico, no es suficiente para asegurar la continuidad de una empresa, familiar o no. A esto hay que sumar una buena gestión de riesgos, políticas de atracción y retención del talento, gestión de la reputación, definición de una clara estrategia… En otras palabras, hay que contar con un buen gobierno corporativo que asegure que se trabajan todos esos asuntos de la agenda estratégica de la empresa familiar y darles sentido de urgencia. Según se vio en la encuesta, de las empresas que cuentan con un órgano de gobierno corporativo, el 95 % considera que esta medida las está ayudando mucho a sortear mejor el impacto de la crisis. En el mismo tenor, los empresarios encuestados están demandando en el futuro mejoras en su gobierno corporativo que van en la línea con las mejores prácticas globales de buena gobernanza tales como directorios más diversos y con fuerte presencia de consejeros independientes. Esto creará las condiciones para elevar el nivel de los debates y el correcto control del despliegue de las medidas adoptadas por sus directorios.

A modo de colofón, los creadores de la encuesta invitan a reflexionar sobre la enorme magnitud de la crisis que afrontamos para evitar afectar a los cuatro grandes pilares de las familias empresarias: 

1. Un negocio rentable

2. Una familia cohesionada

3. Un patrimonio que crece

4. Una reputación bien ganada. 

A su vez, invitan a los empresarios familiares dominicanos a diseñar y abordar los planes estratégicos de familia que les permitan salir con bien de esta crisis y reforzar sus capacidades para garantizar un futuro próspero para sus organizaciones y el país.

SOBRE NOSOTROS

INTRAS es la empresa líder en capacitación empresarial y desarrollo ejecutivo en la República Dominicana. Somos un aliado estratégico que​ colabora con organizaciones y profesionales en el logro de sus objetivos, con base en las mejores y más novedosas prácticas globales de formación. Para ello, contamos con una red global de más de 1,400 expertos, así como alianzas con firmas internacionales de consultoría y entidades académicas de primera línea. Asimismo, representamos a importantes institutos internacionales de capacitación para ejecutivos. Todos nuestros eventos y programas formativos están sustentados en la enseñanza de herramientas concretas con aplicabilidad inmediata, la utilización de metodologías probadas de alta efectividad, la selección de los más destacados expertos en cada disciplina y la oferta de los temas más vanguardistas y de mayor impacto en el mundo corporativo.


The Family Advisory Board (TFAB) es una firma especializada en la atención de las necesidades de las Familias Empresarias a través de un asesoramiento estratégico continuado. Somos consejeros de familias empresarias y ofrecemos asesoramiento estratégico, aportando soluciones adaptadas a cada caso y acompañándolas en sus órganos de gobierno para facilitar su eficiente implantación. Nuestro propósito es contribuir en la consolidación de un robusto ecosistema de familias empresarias, con sólidos valores y negocios competitivos que impulsan un desarrollo sostenible e inclusivo. Sabemos que la sociedad del cambio en la que las Familias Empresarias desempeñan su labor demanda un mayor perímetro de visión estratégica para identificar oportunidades y amenazas en el entorno, así como capacidad de transformación para adaptarse a esos nuevos escenarios. A través de los años hemos trabajado y colaborado con importantes empresas familiares dominicanas.

SOBRE ESTE AUTOR

Es presidente de las firmas de capacitación INTRAS y SKILLS, presidente y editor en jefe de la revista Gestión. También, es presidente de Summit, empresa dedicada a la organización de eventos corporativos. Adicionalmente, es asesor senior para la República Dominicana de los Programas de Educación Ejecutiva del IE Business School. Tiene un máster en Administración de Empresas (MBA) del ICADE (Universidad Pontificia de Comillas), España, y un posgrado en Transferencia de Tecnología y Administración de la Maastricht School of Management (MSM), en Maastricht, Holanda. Es ingeniero industrial por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Como autor, ha publicado el libro Las 12 preguntas. Puede encontrar más de los escritos de Ney Díaz en su blog en https://neydiaz.com/blog y en su cuenta de Twitter @neydiaz.

¿QUÉ TE PARECIÓ EL ARTÍCULO? ¡DÉJANOS SABER TUS COMENTARIOS!