Cuatro pautas…

Un día, en el gimnasio, un joven entrenador personal se me acercó y me hizo la siguiente pregunta: “Don, ¿me podría usted sugerir cuatro cosas en las que yo debo enfocarme para triunfar en la vida? Yo sé que quiero llegar y estoy dispuesto a fajarme, pero no sé por dónde empezar”. Esa pregunta inesperada tan temprano en la mañana, cansado del ejercicio, y sin aún haberme desayunado, me tomó totalmente desprevenido. Le pedí que me definiera lo que él denominaba “triunfar”. Me respondió: “Destacarme en mi profesión, ser un referente en el área del fitness y generar un nivel de ingresos que me permita vivir cómodo y sin restricciones con mi familia”. Le indiqué que en ese momento le podía decir muchas cosas por dónde empezar y en qué concentrarse, pero, como él me había pedido solo cuatro, le dije que me dejara pensarlo unos minutos y que le respondería en breve.

Me puse a pensar en cuáles cuatro aspectos, —de ser practicados de forma disciplinada y transformados en hábitos—, podrían ser, hasta un punto, garantes de un cierto nivel de éxito de una persona. Digo “hasta un punto” porque, como todo en la vida, y a pesar de que en ocasiones la subestimamos, la suerte tiene un peso importante en nuestro destino. Minutos más tarde, le compartí estas cuatro pautas en las que debía él enfocarse. Y me he permitido enriquecerlas con planteamientos y argumentos de varias figuras y personajes que gozan de mi admiración.

  • Eleva tus aspiraciones: Jack Welch, considerado como el CEO de los CEO, es uno de esos personajes que no hay que ser un ávido lector o conocedor del mundo de los negocios para saber quién es y haber leído o escuchado algunas de sus frases famosas. En el año 2010, tras un fracasado intento de traer a Jack a República Dominicana debido a sus astronómicos honorarios, logré, al menos, que nos concediese una entrevista en exclusiva para nuestra revista Gestión. Durante la entrevista, Jack dijo una de esas frases que nunca olvidas, y que ilustra perfectamente como debemos plantearnos objetivos a la hora de trascender: “Los objetivos ideales energizan. Al avanzar hacia lo que parece imposible, a menudo realmente logramos lo imposible; y aún si no lo logramos exactamente, inevitablemente terminamos haciendo algo mucho mejor que lo que hubiéramos hecho”. A la hora de aspirar a triunfar, merece la pena tener siempre presente esta frase de Miguel Ángel: “El mayor riesgo no es que apuntemos muy alto y fracasemos, sino que apuntemos muy bajo y triunfemos”.
  • No tengas miedo a fracasar: Me identifico mucho con una frase de Doug Lipp, autor del bestseller Disney U y considerado como uno de los principales expositores sobre la filosofía Disney. Este dijo durante una conferencia nuestra algo muy valioso respecto a solucionar problemas: “Le tememos demasiado al fracaso o a parecer tontos. Siéntase cómodo con parecer tonto y la puerta de la creatividad se abrirá. Pregúntese que tan creativo es usted. Y busque personas que no estén tan cerca del problema que usted enfrenta para que lo ayuden a descubrir nuevas soluciones y ver el potencial o posibilidades”.
  • Acciona y ejecuta siempre: En muchas ocasiones, no se trata de tener muchas ideas para solucionar un problema, reto o situación. Tal y como escuché a Vijay Govindarajan decir en una conferencia nuestra: “Si multiplicamos seis ideas por una ejecución, tendremos un resultado neto de una idea ejecutada. Sin embargo, si tenemos solo dos ideas y dos ejecuciones, tendremos dos ideas ejecutadas”. En este sentido, el mensaje es clave: hay que empoderarse y tomar acción. Me identifico mucho con este concepto que escuché decir en una ocasión a Chris Gardner en una conferencia: “Una idea es un sueño con piernas”.
  • No permitas que te desmotiven: Marcus Buckingham, a quien tuvimos el enorme privilegio de traer al país para un evento cuya fecha coincidió justo con mi cumpleaños 40, escribió en su best seller Primero rompa todas las reglas una frase que evidencia la importancia de pedirles a otros que nos compartan su perspectiva sobre una situación, problema o reto que debemos abordar. Esta dice: “El mundo que ves lo ves solo tú. Lo que te atrae y lo que te repele, lo que te fortalece y lo que te debilita, es parte de un patrón que nadie más comparte. Por lo tanto, como dijo el Sr. Oscar Wilde, no hay dos personas que puedan percibir la misma ‘verdad’, porque la perspectiva de cada persona es diferente”. En su conferencia, Marcus dijo una frase muy alineada con esto que al día de hoy recuerdo perfectamente: “La diferencia entre una piedrecilla y una montaña está en a quién le pides que la mueva”, queriendo esto decir que todos tenemos una visión muy diferente respecto a una situación.

Y usted, ¿cuáles cuatro pautas considera clave para el éxito?

Sobre el autor

Ney Díaz

Presidente de las firmas de capacitación INTRAS y Skills, así como presidente y editor en jefe de la revista Gestión. También es presidente de Summit, empresa dedicada a la organización de eventos corporativos. Adicionalmente, es asesor senior para la República Dominicana de los Programas de Educación Ejecutiva del IE Business School. Tiene un máster en Administración de Empresas (MBA) del ICADE (Universidad Pontificia de Comillas), España, y un posgrado en Transferencia de Tecnología y Administración de la Maastricht School of Management (MSM), en Maastricht, Holanda. Es ingeniero industrial por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Como autor, ha publicado el libro Las 12 preguntas. Puede encontrar más de los escritos de Ney Díaz en su blog en https://neydiaz.com/blog y en su cuenta de Twitter @neydiaz.