Sobre Las 12 Preguntas…

Edición: Julio - Septiembre, 2019 Visto 385 veces Por:

Sobre Las 12 Preguntas…


A lo largo de todos estos años de existencia de la revista Gestión, nuestro presidente y editor en jefe, Ney Díaz, ha tenido sobre sus hombros la responsabilidad de entrevistar a todos los protagonistas de nuestros artículos de portada. En esta ocasión, se invierten los papeles; es decir, le toca a él ser el entrevistado. ¿El motivo? La reciente publicación de su primer libro, Las 12 preguntas.

Para quienes no lo conocen, consideramos apropiado decir quién es Ney Díaz. Aparte de sus responsabilidades con esta publicación, Ney es el presidente de INTRAS, fundada hace 22 años y considerada la principal empresa de capacitación especializada en la República Dominicana. Preside además la firma de capacitación Skills y la empresa Summit. A lo largo de su trayectoria profesional y empresarial, ha sido un prolífico escritor de ensayos y artículos de opinión, así como de reflexiones personales plasmadas en las redes sociales. Es también autor del Blog del director (www.intras.com.do/blog ) y de La carta del director, —la nota editorial de la revista Gestión—, en los que comparte vivencias, lecciones y aprendizajes que son leídas por miles de personas. Es un agudo observador del comportamiento humano, capaz de extraer una lección de vida de cualquier encuentro fortuito. Ney es, asimismo, un voraz lector de libros de liderazgo y negocios, y un eterno aprendiz en búsqueda de las últimas tendencias y mejores prácticas en estos temas. Se describe como “un simple ser humano agradecido del privilegio de ganarse la vida aportando al éxito personal, profesional y empresarial de los demás”. Sin dudas, la vida le ha dado muchas oportunidades y canales para aportar, y este libro es uno más de ellos.

Sin más preámbulo, pasamos a preguntarle sobre su reciente libro.

1 - ¿Qué lo motivó a escribir el libro Las 12 preguntas?

 

Desde muy joven, el escribir ha sido una de mis pasiones. O mejor dicho, mi principal válvula de escape, pues cuando escribo pierdo la noción del tiempo. De hecho, a lo largo de mi trayectoria profesional y empresarial, no he desperdiciado una excusa para escribir. He escrito ensayos, artículos de opinión, columnas en medios de comunicación, artículos de investigación y cortas reflexiones compartidas en las redes sociales. Esto sin dejar de mencionar mi blog y la nota editorial de esta revista.

Para todo el que le apasiona escribir, el publicar uno o varios libros es una especie de Meca. En mi caso particular, el hecho de poder plasmar en un libro mi visión de la vida, conjuntamente con mis aprendizajes y reflexiones, de una forma integrada y entrelazada, y sobre todo, bajo un orden lógico, era una meta que anhelaba. Pero la realidad es que lo veía más bien como algo a realizar en el largo plazo. Es decir, cuando estuviese retirado y me sobrasen el tiempo y la experiencia para hacerlo. Aunque —tal y como indico en mi introducción del libro— viéndolo en retrospectiva, considero que realmente lo que tenía era cierto temor. Respecto a qué me motivó entonces a dar el paso, la constante solicitud de amigos, relacionados y lectores de que escribiese un libro fue un gran estímulo. Y una gran fuente inspiración fue la publicación de mi hija de su primer libro a los 16 años.

2 - Háblenos, por favor, acerca de qué es y qué no es su libro.

 

En esta respuesta, voy a prácticamente a repetir lo que digo en el libro. Desde mi punto de vista, Las 12 preguntas es un estímulo a la reflexión y la introspección que espero motive al lector a esforzarse cada día por ser una mejor persona, haciendo los ajustes de lugar que le permitan vivir una vida plena. El libro se alimenta de la cotidianidad y de la observación de las situaciones que vivimos a diario. Mediante historias, anécdotas y reflexiones, comparto aprendizajes que he recibido. Se articula en 12 preguntas que hago al lector; de sus respuestas a estas preguntas se desprenderá un aprendizaje muy personal... que espero que sea muy beneficioso.

Por otro lado, es importante destacar que este libro no es un inventario de “recetas para la vida” hechas por alguien que considera que está en un plano superior de consciencia y conocimiento. Su esencia la constituyen simples reflexiones, lecciones y consideraciones que trato de aplicar diariamente y que, si bien creo que las tengo bastante interiorizadas, considero que estoy aún muy distante de haberlas incorporado al 100%.

3 - ¿A quienes está dirigido su libro?

 

A todo el que quiera ser una mejor persona…

4 - ¿Qué tres ideas de su libro quisiera usted que sus lectores aprendieran o aplicaran en su vida personal?

Uff… ¡Qué pregunta tan difícil! Te diría que, en primer lugar, quisiera que incorporen el hábito de ser exigentes consigo mismos y aspiren de forma constante a explotar todo su potencial. Pero, sobre todo, que desarrollen un profundo rechazo al status quo y a estar en la zona de confort. En segundo lugar, que aspiren, desde su realidad y entorno, a hacer el mundo un poquito mejor. En tercer lugar, te diría que mi objetivo principal es que las personas que lo lean incorporen el hecho de que somos el resultado de las acciones concretas que tomamos y no de los sueños que tenemos.

5 - ¿Qué tres conceptos presentados en su libro quisiera que aplicaran en su vida profesional?

Esa es otra pregunta difícil, pues soy de los que considero que los hábitos y principios universales que aplican las personas que trascienden, aplican indistintamente a todas las facetas de la vida. O sea, para mí, son transversales. Pero si me preguntas cuál es el factor que considero que constituye el 20/80 del éxito en el mundo laboral, te diría que es el de siempre tratar de ser una persona que suma. De hecho, el determinar si eres o no una persona que siempre suma es, precisamente, una de las preguntas que hago al lector. Es una de las preguntas a las que más tiempo dedico en el libro, pues, aunque no lo indico de forma explícita, entiendo que se alimenta de todas las otras preguntas y viceversa. Es decir, tiene una relación con las demás que pudiésemos denominar como “simbiótica”.

6 - ¿Cuál fue el mayor reto de crear el libro y cuál ha sido, hasta ahora, la mayor gratificación?

Uno solo es muy poco. Por ejemplo, el lograr hilvanar de forma lógica una serie de ideas y escritos que fueron redactados en momentos aislados, respondiendo a coyunturas distintas y en respuesta a situaciones disímiles, fue un gran reto. El vencer la inercia y el amplio listado de autojustificaciones para no empezarlo, para luego vencer el “boicot subconsciente” para no terminarlo también fueron grandes retos. Pero te diría que el principal reto fue superar mi perfeccionismo y decidir que el libro ya estaba listo. La mayor gratificación hasta el momento, sin dudas, fue cuando tuve finalmente el libro en la mano y me di cuenta que todo el esfuerzo valió la pena con creces.

7 - ¿Qué lecciones aprendió usted durante el proceso de la creación del libro? ¿Qué aprendió acerca de usted?

Más que aprendizajes, que han sido muchos, te diría que lo más valioso del proceso de escribir este libro han sido los recordatorios a mí mismo. Es decir, los principios que recordé al releer todos y cada uno de los apuntes que he escrito en los últimos años. Pero más que todo eso, el hecho de tener un libro publicado y saber que miles de lectores potenciales podrían, en menor o mayor grado, mejorar sus vidas leyéndolo, ha reforzado mi propósito de vida que es aportar al éxito de personas, organizaciones e, incluso, de mi país y el mundo, sirviendo como puente para las transferencia efectiva de conocimientos relevantes y de las mejores prácticas existentes.

8 - ¿Qué libros lo han marcado en las distintas etapas de su vida profesional y por qué?

Uy, muchos. Los siete hábitos de las personas altamente efectivas del Dr. Stephen Covey, El ejecutivo de un minuto de Ken Blanchard, El mito emprendedor (E-Myth) de Michael Gerber, Vendiendo lo invisible de Harry Beckwith, Ejecución de Ram Charan y Larry Bossidy, Primero, rompa todas las reglas de Marcus Buckingham, solo por mencionar algunos…

9 - ¿Qué conversaciones o encuentros breves con personas lo han impactado o lo han hecho cambiar de perspectiva?

Demasiadas. Ese es uno de los grandes privilegios del negocio al que me dedico: me gano la vida aprendiendo e interactuando con gente que respeto y admiro. Pero te puedo decir que de las conversaciones que más he aprendido han sido de las cotidianas y con personas normales con las que interactuó. Por ponerte un ejemplo de decenas, aprendí más sobre el estoicismo y la resiliencia en las largas conversaciones que sostuve con mi hermana al poco tiempo de ella haber enviudado repentinamente a los 40 años con dos bebés que en todos los libros que me he leído y charlas que me han hablado del tema. Todos los días recibimos decenas de lecciones de vida. Basta con simplemente estar alertas y atentos.

10 - Si pudiera conversar por una hora con un líder o pensador de negocios actual o histórico, ¿a quién elegiría y por qué? ¿Qué le preguntaría?

Voy a invertir el orden de mis respuestas. Justo estoy leyendo ahora un libro muy interesante que se llama The One Thing (La única cosa). En uno de sus capítulos, plantea que las personas de éxito no tienen necesariamente disciplina, sino que, más bien, han desarrollado hábitos que les dan la apariencia de ser disciplinados. Dicho de otra forma, lo que hay que trabajar duramente es en desarrollar hábitos de excelencia, no en contar con si vamos o no a tener rigor o una voluntad férrea ante determinadas circunstancias. En ese sentido, considero que reflexionar durante los últimos minutos del día sobre tus acciones e interacciones, así como, en los casos que haya oportunidad, trazar un plan de acción es un hábito muy poderoso. Para las mañanas, lo primero que recomiendo es agradecer por tener un día más de vida y preguntarte, aparte de cómo vas a hacer lo que planificaste la noche anterior, qué es lo que vas a hacer concretamente para hacerle la existencia más llevadera y agradable a todos los que te rodean.

SOBRE ESTE AUTOR

Es presidente de las firmas de capacitación INTRAS y SKILLS, presidente y editor en jefe de la revista Gestión. También, es Presidente de Summit, empresa dedicada a la organización de eventos corporativos. Adicionalmente, es Asesor Senior para la República Dominicana de los Programa de Educación Ejecutiva del IE Business School.

Tiene un Máster en Administración de Empresas (MBA) del ICADE (Universidad Pontificia de Comillas), España y un postgrado en Transferencia de Tecnología y Administración de la Maastricht School of Management (MSM), en Maastricht, Holanda. Es Ingeniero Industrial por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Puede encontrar más de los escritos de Ney Díaz a través de su blog en www.intras.com.do/blog y de su usuario en twitter: @neydiaz.

¿QUÉ TE PARECIÓ EL ARTÍCULO? ¡DÉJANOS SABER TUS COMENTARIOS!